Quieren casarse: Valdivianos continúan prefiriendo el matrimonio – Periódico Los Ríos

Quieren casarse: Valdivianos continúan prefiriendo el matrimonio

A pesar de que existe la opción del Acuerdo de Unión Civil, las cifras regionales muestran que las parejas heterosexuales continúan optando por el matrimonio, mientras que las celebraciones de Uniones Civiles por parejas homosexuales son mínimas, puesto que estas últimas prefieren esperar a que se legalice el matrimonio igualitario.

Fue en el año 2015 que entró en vigencia el Acuerdo de Unión Civil (AUC), el que tenía como principal objetivo entregar amparo jurídico y reconocer como familia a las parejas que optaban por la convivencia sin necesidad de casarse, o porque simplemente no podían celebrar un matrimonio.

Dentro de estos últimos se encuentra la comunidad LGTBIQ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales, Intersexuales y Queers), ya que, al no estar legislado el Matrimonio Igualitario en nuestro país, el AUC es la única forma que tienen las parejas homosexuales para consolidarse como familia a través de la ley.

¿Qué es el Acuerdo de Unión Civil?

Según el Registro Civil, el AUC es “un contrato solemne celebrado entre dos personas de igual o distinto sexo que comparten un hogar, con el propósito de regular los efectos jurídicos derivados de su vida afectiva en común, de carácter estable y permanente. Quienes celebren el Acuerdo de Unión Civil adquieren el estado de convivientes civiles, esto implica que pasa a existir también un lazo legal de parentesco por afinidad con los o las consanguíneos la su pareja.”

Este acuerdo se puede celebrar en cualquier oficina del Registro Civil, y el trámite tiene un valor aproximado de 1.700 pesos.

EL AUC puede ser disuelto de común acuerdo, de manera unilateral o también puede ser anulado. En cualquier caso, al poner fin a este contrato se cancelan todas las obligaciones del mismo y también se pone fin al parentesco por afinidad con los consanguíneos del otro conviviente civil.

En resumen, el AUC es un trámite rápido, barato y sencillo que cambia la calidad jurídica de una pareja conviviente puesto que la transforma en familia ante la ley y actualmente es la única opción que tienen las parejas LGTBIQ para optar a este resguardo legal.

Bajas preferencias

Siendo esta la única opción para validarse como familia, se puede esperar que la demanda por realizar esta unión sea alta y que el número de trámites realizados sea liderado por la comunidad LGTBIQ, quienes tras años de lucha consiguieron que el Estado reconozca y proteja la diversidad familiar.

Sin embargo, las cifras reflejan lo contrario. En la Región de Los Ríos, la celebración de Acuerdos de Unión Civil es baja, más bien escasa. Al año no se realizan más de 100 uniones por AUC, y de estas, casi un 95% corresponden a celebraciones entre parejas heterosexuales, es decir, compuestas por mujeres y hombres. Es más, este año de las 71 uniones civiles que se han registrado en nuestra Región, sólo 7 corresponden a parejas homosexuales.

Para la Directora Regional del Registro Civil, Pilar Camino, esta situación no sorprende, puesto que el boom por el AUC ya pasó,

“Al menos en nuestra región los Acuerdos de Unión Civil no se realizan en gran medida, son pocos los que se celebran. En un comienzo fue un boom, se percibió como un impacto al principio, hoy en día es algo normal, pero aun así el impacto es más bien bajo.” Afirmó la autoridad.

Asimismo, aseguró que esto se puede explicar porque “la sociedad está cada vez más ligera con los compromisos, las personas lo perciben como algo desechable, y muchos de los que realizan el AUC lo hacen para obtener los beneficios legales, pero sin la percepción valórica que hay detrás de un matrimonio, por ejemplo.” Finalizó.

Esperando el Matrimonio Igualitario

Opinión diferente manifiesta la presidenta de la agrupación Valdiversa, Antonia Medina, quien asegura que, el hecho de que las parejas de la comunidad LGTBIQ no estén optando actualmente por realizar AUC se debe a que muchas de ellas se encuentran esperando la aprobación del Matrimonio Igualitario para formalizar su unión.

“Personalmente, yo tengo amigas y amigos que sé que están esperando el matrimonio igualitario para casarse, el Acuerdo de Unión Civil es necesario para convivir, pero para personas que quieren armar una familia no basta, para eso es necesario el matrimonio. Yo reconozco que el AUC puede ser una herramienta en muchos casos, pero apoyo totalmente el esperar al Matrimonio Igualitario si quieren formar una familia.” afirmó

Antonia realizó el Acuerdo de Unión Civil con su pareja, por temas de protección y seguridad, sin embargo, asegura que esto no es suficiente, puesto que no es igualdad sino más bien una solución parche que no deja conformes.

“Yo no digo que el Acuerdo de Unión Civil no entregue muy buenos beneficios, pero ¿por qué solamente un sector puede disfrutar del matrimonio? Eso no es igualdad.” Finalizó.

La Iglesia y el Matrimonio: Lo importante es el amor

Para la Iglesia Católica el Matrimonio siempre será el pilar de la familia, así lo aseguró el Padre Gonzalo Espina, Administrador Apostólico de la Diócesis Valdivia, quién también mencionó al Acuerdo de Unión Civil como una opción para consolidar el proyecto familiar.

“Cuando entre dos personas surge un amor no es necesario ir a ningún sitio, pero cuando ese amor quiere convertirse en un proyecto de familia y quiere ser reconocido ante la sociedad, es necesario acudir al Registro Civil y casarse o realizar la Unión Civil, según sea el caso. Y si quiero hacer de mi amor un sacramento, entonces me caso por la Iglesia, esto último tiene que ir de la mano con una maduración clara, porque un matrimonio por la Iglesia es para toda la vida.” Afirmó la autoridad eclesiástica.

Al ser consultado por el Matrimonio Igualitario, el Padre Gonzalo aseguró que la postura de la Iglesia es bastante clara – al considerar que esta unión debe realizarse entre un hombre y una mujer- sin embargo, aseguró que más importante que eso es preocuparse de llenar de amor las uniones que ahora se producen, sean matrimonios o AUC.

“El tema que más preocupa ahora es que tanto Uniones como Matrimonios puedan llenarse cada día con mayor amor, para que los niños puedan contar con una seguridad afectiva incondicional. En ese sentido me preocupa que el amor se rompa rápido.” Aseguró que esto es transversal tanto para parejas heterosexuales como homosexuales, puesto que “Lo importante es que se trata de dos personas que viven un amor, para nosotros es nuevo porque no es el modelo standart que siempre se ha promovido, pero como dijo el Papa Francisco “¿Quién soy yo para juzgarles?” si realmente viven con honestidad y honradez es muy respetable.” Finalizó.

Matrimonio Igualitario en trámite

Fue en el año 2017 que la ex Presidenta Michelle Bachelet presentó el proyecto de ley sobre el Matrimonio Igualitario, el que habría comenzado sus trámites el 05 de septiembre del mismo año, sin embargo, no ha tenido mayores avances a lo largo del tiempo, sino hasta el primer semestre de este año, donde el Senado ha afirmado en reiteradas ocasiones que durante este año debería ser votada la iniciativa legal.

Mientras tanto, la Comisión de Constitución de la Cámara Alta se reunió por última vez el martes 23 de julio para continuar con la discusión, pero sin generar mayores avances resolutivos.

Recomendados