Un mirada urbana: ¿Es Valdivia una ciudad inclusiva? – Periódico Los Ríos

Un mirada urbana: ¿Es Valdivia una ciudad inclusiva?

Accesibilidad, comodidades y transporte son solo algunas de las falencias que al día de hoy mantiene la ciudad de Valdivia y que afecta la vida de más de un 20% de la población.

El hecho de que una calle se encuentre en reparación, de que la calzada sea un poco más alta de lo habitual, que en una intersección no existan semáforos, o que sea necesario subir por cuatro escaleras antes de llegar al destino planeado son cosas con las que nos topamos día a día, y a las cuales estamos -de cierta forma- acostumbrados, puesto que no resultan obstáculos complejos de sortear, sin embargo, cosas tan simples pueden transformarse en una gran di cultad para personas que presentan movilidad reducida o que se encuentran en alguna situación de discapacidad.

Y si realizamos el ejercicio de mirar a conciencia a nuestro alrededor, nos daremos cuenta que en términos de accesibilidad arquitectónica y urbanística, Valdivia no logra constituir una ciudad realmente accesible. Desde el estado de las calles, que constantemente se encuentran en reparaciones sin considerar vías para personas con movilidad reducida, hasta el acceso a los servicios de interés público que presentan barreras en su construcción, limitando el acceso autónomo de las personas que utilizan sillas de ruedas u otros elementos para poder movilizarse.

Esta situación provoca segregación y limita a las personas que se encuentran en alguna situación de discapacidad de poder desarrollar sus vidas de manera normal.

Para Sergio Miranda, deportista paralímpico y bailarín de breakdance, el hecho de que la ciudad no sea inclusiva es en la práctica un derecho que se les niega a las personas que se encuentran en su situación. Asegura que desde su experiencia ha visto de todo, calles no aptas para sillas de ruedas, edi cios sin accesibilidad universal, ascensores que no funcionan, transporte público con conductores que se niegan a trasladar sillas de ruedas, entre otras. Por esta razón es que no utiliza silla de ruedas y pre ere movilizarse en un skate que impulsa con sus manos, debido a que esto le da mayor movilidad y facilidad de accesos.

“Es muy triste que no se preocupen de la inclusión en la ciudad de Valdivia, es frustrante cuando veo a otras personas, usuarios de silla de ruedas o simplemente personas de la tercera edad pasar por di cultades”, afirma.

Además, Sergio asegura que la inclusión no solamente se ve en tema de accesos, sino que es necesario que se realicen otro tipo de acciones, cómo habilitar bajadas a la playa para personas con movilidad reducida o juegos inclusivos para niños, “en la ciudad es muy escaso ver juegos inclusivos, pero aunque sea un detalle mínimo afecta mucho en el día a día y en la calidad de vida de los niños, ya que hay muy pocas actividades que se realizan donde ellos pueden participar de manera integral, es casi un derecho que se les niega.” finaliza.

Respecto a lo anterior, la Directora Regional del Servicio Nacional de Discapacidad (SENADIS) Javiera Flores, concuerda plenamente en que Valdivia aún no puede catalogarse como ciudad inclusiva, sin embargo, asegura que día a día se trabaja para llegar a ello,

“En la actualidad la ciudad de Valdivia no es inclusiva ni accesible, tampoco la región de Los Ríos, a pesar de que existe la normativa sobre acceso universal en las construcciones hace un buen tiempo, recién al día de hoy se están dando los primeros pasos de cambio al diseño universal, en general estamos en un proceso de cambio inclusivo desde la infraestructura.”

Uno de los edificios que destaca por su difícil acceso es donde se encuentra ubicado el Servicio de Impuestos Internos (SII), construcción de cuatro pisos que alberga seis servicios públicos, que no posee rampas de acceso ni ascensores para personas con movilidad reducida. Respecto a esto la Directora del SENADIS es enfática al señalar que desde hace un tiempo se encuentran en conversaciones con estos servicios para modificar este acceso.

“Hemos hablado con la Directora del SII y sé que los servicios públicos del edi co se encuentran trabajando en un proyecto para la modificación de los accesos. Aunque efectivamente, en la actualidad una persona que va a ese edi cio y se siente vulnerada puede hacer una denuncia amparándose en la ley de discapacidad.” concluye.

Según el marco legal, el Decreto N°50 del 21 de diciembre de 2015 que modi ca el decreto supremo N°47 de Vivienda y Urbanismo de 1992 sobre igualdad de oportunidades e inclusión social, dicta en uno de sus incisos que:

“El inciso tercero del artículo 1o transitorio, establece un plazo de tres años para hacer las adecuaciones de accesibilidad en los edi cios existentes de uso público o que presten un servicio a la comunidad, a que se re ere el artículo 28 de esa misma ley, contándose dicho plazo desde la publicación en el Diario O cial de la modi cación que por este decreto se efectúa a la citada Ordenanza General”

Al respecto, la Directora Regional del SII, Jimena Castillo, asegura que hace más de seis años se encuentra trabajando en un proyecto que permita habilitar el acceso universal para el edi cio y también la instalación de ascensores, sin embargo, no ha sido tarea fácil.

“Hemos realizado un trabajo en conjunto con todos los servicios que se encuentran actualmente en este edificio y también con el MOP, para ver cómo se puede intervenir esta construcción para que las personas con movilidad reducida puedan acceder a todos los pisos de la misma, sin embargo, el proyecto es sumamente costoso, por esta razón el año pasado postulamos esta iniciativa a los fondos del Gobierno Regional, pero al parecer no fuimos beneficiados.” asegura.

Es por eso que, hace dos meses realizaron una solicitud al GORE por medio del Asesor Regional Ministerial de Hacienda, para que se formalizara la respuesta de por qué no fueron bene ciados con los fondos para el proyecto.

“Mientras tanto continuamos trabajando con la máxima disposición posible, si bien la mayoría de los trámites en nuestro servicio se pueden realizar en línea, hay otros en los que se requiere la presencia del contribuyente para, por ejemplo, realizar una rma, y para ello está dentro del protocolo de nuestro personal, asistir a la persona, o salir del edificio en busca de la documentación si es necesario, aunque claramente entendemos que esto no es una solución al problema de fondo.” finaliza.

Una mirada positiva

Por su parte, el Seremi de Desarrollo Social y Familia, Carlos Rolack, destaca iniciativas que al día de hoy se traducen en una avance a la ciudad inclusiva que hoy se está buscando.

“En Los Ríos estamos avanzando en materia de inclusión y, particularmente, en Valdivia hay experiencias que destacar, como el edificio de la Contraloría Regional que fue construido con un diseño universal para facilitar el desplazamiento de las personas con discapacidad.”

Además, la autoridad enfatizó que es necesario avanzar en todos los ámbitos de la inclusión y, en ese sentido, se refirió también a las personas con discapacidad auditiva. “El SENADIS ha entregado un constante apoyo a las OIRS de las reparticiones públicas de la región, a través de talleres de lengua de señas, iniciativa que también se ha replicado en alianza con la Universidad Austral de Chile para capacitar a funcionarios públicos. Por otra parte, el INJUV permanentemente ejecuta talleres de este tipo para jóvenes entre 15 y 29 años”.

Asimismo destacó compromiso del Instituto de Previsión Social con la inclusión, “este servicio utiliza la tecnología para comunicarse de manera efectiva con las personas con discapacidad auditiva. En los módulos de atención, el funcionario se conecta mediante una videoconferencia para acceder a un intérprete de lengua de señas y, así, brindar una atención adecuada al usuario”. Finaliza.

Transporte e inclusión

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones se encuentra enfocado en que el acceso universal esté presente en el transporte, por lo que están implementando medidas para que así sea.

Para ello, dentro del plan de renovación de vehículos de transporte público mayor, en el subsidio “Renueva tu micro” existe un bono especial para que los dueños de estos vehículos puedan obtener uno con acceso universal, ya que actualmente en la Región no cuenta con microbuses urbanos que posean estas características. Solamente dos líneas de buses con recorrido rural se han atrevido a realizar estas modi caciones de manera particular, se trata de las líneas Expreso la Costa que va de Valdivia hasta Curiñanco y de una línea de buses que realiza recorridos en la localidad de Liquiñe.

Por esta razón, la Seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Marcela Villenas, destaca la importancia de que como seremía han generado un cambio en la normativa del tipo de micro que entrará a la Región a partir del próximo año, “A partir del 2020 todos los vehículos que ingresen a la región y a la ciudad de Valdivia serán con piso bajo, a ras de suelo, es decir con acceso universal, lo que facilitará el acceso no solamente a las personas en situación de discapacidad, sino también a adultos mayores y niños pequeños.” Modificación que impactaría notoriamente en la calidad de vida de las personas con movilidad reducida.

Imprenta – Centro de Copiado – Gigantografías.

Recomendados