Poblaciones de vida silvestre han caído 60% en los últimos 44 años – Periódico Los Ríos

Poblaciones de vida silvestre han caído 60% en los últimos 44 años

Informe Planeta Vivo de WWF muestra que las principales amenazas a la biodiversidad están vinculadas a las actividades humanas y llama a tomar medidas urgentes.

A fines de octubre la organización global de conservación WWF lanzó una nueva versión del Informe Planeta Vivo (IPV2018). Este es considerado uno de los diagnósticos más relevantes  respecto al estado ambiental de la Tierra, dado que presenta las principales tendencias relacionadas a cambios y proyecciones en la salud del planeta, así como indicadores de referencia, como el llamado Índice Planeta Vivo

El IPV2018 se publica desde 1998, con una periodicidad de dos años. En esta ocasión el reporte fue presentado en dos partes y destaca la caída de 60% entre 1970 y 2014 en las poblaciones de seres vivos consideradas por el Índice Planeta Vivo (IPV). Este indicador abarca 16.704 poblaciones de un total de 4.005 especies monitoreadas. La disminución más pronunciada la sufrieron las especies de agua dulce (83%).

Las principales amenazas a la biodiversidad incluyen la pérdida de hábitat, la degradación y la sobreexplotación, lo que se evidencia, por ejemplo, en que en la actualidad un tercio de la captura global de especies del mar está representado por solo 10 de las 1.500 especies explotadas en todo el mundo. Asimismo, las selvas tropicales se están reduciendo: casi el 20% de la Amazonia, el pulmón del planeta, ha desaparecido en solo 50 años.

La destrucción de los hábitats y de los ecosistemas no solo representa un riesgo para la naturaleza y la vida silvestre, sino que también para toda la humanidad. Esto, dado que la biodiversidad del planeta es responsable de entregarnos aire fresco, agua limpia, alimentos, energía, medicinas y materiales, todos vitales para nuestra supervivencia, bienestar y prosperidad. Tanto es así que al menos el 70% de las nuevas pequeñas moléculas que componen las medicinas introducidas en todo el mundo en los últimos 25 años – aproximadamente una generación – provino de una fuente natural.

El origen de estos impactos negativos y de las principales amenazas para las especies está estrechamente ligado a las actividades humanas. Éstas, además de conducir hacia la pérdida de la biodiversidad,  ya han causado que el planeta exceda cuatro de los nueve Límites Planetarios (los umbrales que existen para los procesos del sistema de la Tierra dentro de los cuales podemos esperar que la humanidad viva de forma segura), incluido el cambio climático.

“En base a datos científicos sólidos, el Informe Planeta Vivo resalta la brecha existente entre el valor de la biodiversidad para nuestras vidas, sociedades y economías y cómo nuestras acciones la están llevando al límite. En este contexto, el llamado de WWF es a alcanzar un acuerdo global por la naturaleza, considerando a las personas, los gobiernos y las empresas”, explica Susan Díaz, directora de Comunicaciones de WWF Chile.

 

Recomendados