Daniela ‘Leona’ Asenjo: boxeo de primera con sello valdiviano – Periódico Los Ríos

Daniela ‘Leona’ Asenjo: boxeo de primera con sello valdiviano

La boxeadora valdiviana Daniela Asenjo acaba de obtener su primer título internacional en el boxeo profesional, tras derrotar por nocaut a la panameña Carlota Santos, quedándose con el título latinoamericano supermosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Un gran logro personal para esta púgil local, que comenzó a interesarse en el boxeo cuando terminó la enseñanza media, y hoy, con 27 años, está segura que quiere dedicarse por tiemplo completo a este deporte que la apasiona.

¿Cómo comienza tu interés por el boxeo?

Comencé mi carrera en este deporte el año 2009, después de que salí de cuarto medio. Mi primera motivación era cambiar mi estilo de vida sedentaria, y elegí el boxeo porque de pequeña siempre me gustó. De hecho, cuando tenía 15 años busqué algún club que me entrenara pero ninguno entrenaba mujeres, y en 2009, di con el club KO, donde llevo 10 años entrenando.

Y cuando comenzaste a entrenar, ¿Cuáles eran tus expectativas?

Desde que entré al club siempre quise competir, pensé: si voy a boxear voy a pelear. Siempre me lo tomé bien en serio. A los seis meses de práctica hice mi primer combate como amateur en 63 kilos,  en ese tiempo pesaba mucho más que ahora, ahora peleo en 52 kg.

¿En qué momento te diste cuenta que querías comenzar una carrera en el boxeo?

Cuando fui campeona nacional amateur acá en Los Lagos el año 2011. En esa oportunidad le gané a dos chicas que tenían harta experiencia y ahí me dije, esto me gusta mucho. Y desde ahí que no he parado de entrenar ni compartir y decidí profesionalizarme.

¿Cómo fue profesionalizarte, y qué implica en términos técnicos?

El 2012 decidí profesionalizarme por falta de rivales en el boxeo amateur, eso implicó muchos cambios, además de apostar por una carrera profesional, que en ese tiempo la única boxeadora profesional que existía en Chile era la ‘Crespa’ Rodríguez y luego debuté yo, no había más mujeres internacionales, ahora somos tres.

Las diferencias del boxeo profesional y el amateur en términos técnicos son que el boxeador amateur pelea con un guante de 12 onzas y el profesional con un guante de 8 onzas. Además el vendaje igual es distinto, hace que el golpe sea más fuerte, de mayor impacto, por lo que provoca más daño, y se compite sin cabezal, por lo tanto no hay protecciones.

En todo este proceso, ¿Qué ha sido lo más complicado?

Lo más complicado, al comienzo, fue jugar con el tema de la dieta, porque nunca fui deportista, entonces no sabía cómo tener una alimentación correcta. Ahora con los años me he ido interiorizando más en el tema, cada vez me cuesta menos, además tengo un equipo detrás que me apoya.

 

¿Qué ha significado para ti esta última victoria y obtención de tu primer título internacional como profesional?

Estoy muy contenta porque no solo es un hito personal, sino que también es un hito para el deporte en Chile, y para nuestra región.

Quiero continuar ganando títulos, de otras organizaciones, títulos intercontinentales, hay hartos objetivos a los que quiero llegar.

¿Qué les dirías a las jóvenes que comienzan a interesarse por este deporte?

Les diría que para boxear se necesitan solo ganas, porque la condición física se prepara con el tiempo.

Nosotros en el Club KO les enseñamos la técnica desde cero y, si no tienen equipo también se lo facilitamos cuando comienan.

La verdad es que sólo necesitan las ganas de aprender y darse cuenta que el boxeo entrega muchos beneficios, tanto físicos, psicológicos y anímicos. Cuando las chicas se dan cuenta de todos los beneficios que tienen con este deporte, después ya no quieren dejar de entrenar.

 

Recomendados